Diario de un viaje: experiencia en Holanda

Como ya sabemos, el fútbol es un deporte mundialmente conocido, tanto que es practicado, desde jóvenes hasta adultos, en los cinco continentes. Países como Argentina, Brasil o Uruguay son donde más población practicante de este deporte podemos encontrar, todos ellos en América. Así pues, en Europa, también existen diferentes países donde el fútbol es practicado por un gran número de habitantes de su población, como es el caso de España, Inglaterra, Alemania, y por supuesto, Holanda.

La pasada semana, primera de diciembre, tuve la oportunidad de poder visitar este fabuloso país como es Holanda, y así, poder conocer que idea y concepto tienen en sus pensamientos sobre el fútbol.

El primer día, jueves 8 de diciembre, y casi que nada más aterrizar en suelo holandés, pusimos rumbo a visitar uno de los estadios más modernos y a la vez más bonitos que existen a día de hoy en el mundo futbolístico, nada más y nada menos que el Ámsterdam Arena, sede oficial donde disputa sus partidos como local el AFC Ajax de Ámsterdam, y varias veces utilizado por la selección holandesa como campo local en sus compromisos internacionales.

experiencia-en-holanda-2

Fue impactante, como primera impresión, conocer un estadio con cubierta, es decir, totalmente cerrado, ya que en España no tenemos (de momento, ya que se habla de poder cerrar con cubiertas plegables nuevos estadios como el WANDA Metropolitano, del Atlético de Madrid, u otros ya edificados como el Santiago Bernabéu) estadios con esta estructura.

Inaugurado en 1996, y es el de mayor capacidad de Holanda con 52 960 espectadores, siendo catalogado como de élite (categoría 4), por la UEFA. Ha sido sede de la Final de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y la Juventus de Turín en 1998 y fue una de las ocho sedes de la Eurocopa 2000, celebrada en Bélgica y los Países Bajos.

Pudimos recorrer todo el interior del estadio, desde el propio terreno de juego, hasta los vestuarios (tanto del equipo local, como del visitante), sala de prensa, zona mixta, e incluso la sala de trofeos.

Una vez dentro de la sala de trofeos, en uno de los lugares más privilegiados de ésta, pudimos ver una de las camisetas que utilizó el gran futbolista y posterior entrenador Johan Cruyff, el cual, militó diez temporadas en el primer equipo del Ajax Ámsterdam. Luego fichó en 1973 por el FC Barcelona, del que se marcharía en 1978 para recalar en la Liga Estadounidense de Fútbol. Allí estuvo tres temporadas, intercaladas con una temporada en el Levante UD que participaba en la Segunda División de España. Finalmente volvió en 1981 a la liga neerlandesa, jugando dos temporadas en el Ajax y su última temporada como jugador en el Feyenoord de Rotterdam. Como jugador, obtuvo ocho Ligas de Holanda, tres Copas de Europa y una Copa Intercontinental con Ajax, una Liga de Holanda con Feyenoord, y una Liga de España con Barcelona. Además, fue tres veces Balón de Oro (1971, 1973 y 1974).

experiencia-holanda-ettep

En 1984, tras retirarse como jugador de los terrenos de juego, Cruyff se convirtió en entrenador del Ajax y más tarde en entrenador y presidente de honor del FC Barcelona, clubes de los que fue un influyente asesor. Logró cuatro Ligas de España y una Liga de Campeones de Europa con Barcelona.

Johan Cruyff es considerado como uno de los mejores entrenadores de la historia, siendo el más famoso exponente de la filosofía de fútbol conocida como “fútbol total”, desarrollada por Rinus Michels.

Abandonando ya el municipio de Ámsterdam, y durante un trayecto en tren desplazándome a la Haya, pude observar la cantidad de campos de fútbol que existen en Holanda, ya sea de grandes equipos como de más humildes. Y es que, además, ¡en todos estaban jugando al fútbol a todas horas!

Justo detrás de la casa donde pasábamos los días en la Haya, teníamos un pequeño campo de fútbol, dentro de un parque precioso, la verdad, donde a todas horas estaba lleno de niños jugando y disfrutando de las horas libres en las que no tenían que estar en el colegio.

experiencia-en-holanda

No muy lejos de éste, a tan solo 5 minutos andando, había varias instalaciones deportivas donde podíamos encontrar otro campo más de fútbol. ¡Estábamos rodeados!

La experiencia de esta visita a Holanda es muy positiva, ya que he podido conocer una parte de cómo viven y sienten el fútbol en el día a día en este país del viejo continente, ya que, en los días de partido, tanto bares como pubs estaban repletos de gente viendo y animando a su equipo, ya fuera tanto un partido de competición europea, como de la competición de liga doméstica.

David Segarra, técnico Academia ETTEP.